jueves, 28 de marzo de 2013

La descripción formal de la obra: el imán paradigmático de todo un conocido bagaje occidental

La obra se impone en un formato rectangular, pensado para ser colocado en una de las paredes del Pabellón Español, y esta forma, así como su correspondiente tamaño estaban dictados por las posibilidades del emplazamiento elegido.

El encaje del lienzo en el taller del artista no estuvo a salvo de problemas y dificultades, pues las mediciones que se realizaron en la casa catalana Castelucho-Diana no fueron debidamente precisas y este percance obligó a que el lienzo se colocase ligeramente inclinado, tal y como se aprecia en las fotografías realizadas por Dora Maar.



Fotografías del Guernica en su estudio por Dora Maar.

Desde los primeros momentos podemos apreciar ya el esqueleto de la pintura, cuando esta fue fotografiada el 11 de mayo de 1937. Aun siendo un mero esbozo dibujado de lo que sería posteriormente la obra, en él se encuentra ya definida su composición y bastantes de los elementos figurativos que lo habrían de constituir. La composición, desde luego, está ya resuelta y nos remite directamente a una fuente clásica, la formada por un triángulo central, embutido en un friso rectangular, tal y como nos muestran las estructuras de los frontones clásicos como nos explica el Dr. Calvo Serraller, y aunque, en cierta manera evoca al prototipo de la mayoría de estos, se ha señalado una mayor proximidad al frontón occidental del templo de Zeus en Olimpia. No es algo que debe sorprendernos, pues Picasso tuvo presente las fuentes clásicas a lo largo de su trayectoria pictórica.


El Guernica de Picasso Primera versión Guernica, París, 11 mayo 1937, 349,3 x 776,6cm. Óleo sobre lienzo y del frontón occidental del templo de Zeus en Olimpia, con la representación de la Batalla entre lapitas y centauros.

Hay un dato curioso en lo que se refiere al modo en que Picasso organiza su conjunto de figuras y es que todas ellas aparecen arrastradas por un dinamismo que las lleva, desde el punto de vista del espectador, de derecha a izquierda, por tanto al sentido contrario de cómo escribimos en la cultura occidental.
Otros críticos han querido llamar la atención acerca de la relación entre el mural y los retablos cristianos en forma de tríptico. A este respecto tenemos que decir que, Picasso estaba bastante familiarizado con el arte medieval catalán, y en general con el arte cristiano occidental de este tipo. De hecho unos pocos años antes de la realización de El Guernica, él pintó un cuadro, fechado en 1930, donde se rendía un explícito homenaje al tríptico del Calvario de Isenheim, pintado por Grünewald, obra que ya había entusiasmado a los expresionistas alemanes.



El retablo de Isenheim, Grünewald, 1512-1516, Óleo sobre tabla. 269 cm x 307cm. Museo de Unterlinden.

Como ocurría con el frontón clásico, esta relación ahora con una fuente de arte cristiano, asimismo tan característica, no puede desvincularse de su trasfondo cultural ideológico. Evidentemente Picasso pertenecía a la cultura occidental, configurada por esta doble fuente clásico-cristiana, pero no fue esta la única dualidad inapreciable en el Guernica, pues el cuadro también reflejó esa situación de tensión, propia en su talante vital y artístico. 

Para más información:
- CALVO SERRALLER, Francisco. El Guernica de Picasso, Ed.Tf, Madrid, 1999.

4 comentarios:

  1. Arturo José, por vigésimo tercera vez tenemos que decirte que estamos realizando un trabajo que progresa poco a poco, todo el mundo queda prendado de tu inteligencia y saber sobre el tema pero creo que por el bien del blog no puedes adelantarte siempre a lo que vamos a realizar ni intentar dirigir nuestro trabajo. Lo único que podemos pedirte es que nos remitas tus publicaciones y las tendremos en cuenta para próximas entradas y que tus comentarios fuesen constructivos en base a lo escrito, no intentar imponer tu modelo discriminando nuestro orden expositivo, dictando que temas debemos tratar, cuales no,
    etc...

    Un saludo

    ResponderEliminar

  2. Quizás para muchos el orden elegido para el blog no sería el más adecuado, pero para nosotros, desde el punto de vista didáctico, es bastante acertado. Aún así, si tiene alguna otra idea, trataremos de mejorarlo.

    Y por supuesto que todo lo referente al apasionante proceso creativo previo a la ejecución del cuadro, dibujos, bocetos, serán sin duda los protagonistas de entradas posteriores...¡lo bueno se hace esperar!

    Un saludo.

    ResponderEliminar